Franquicias Odontológicas imponen las reglas del juego en un sector en auge

La sociedad está cada vez más concientizada de que acudir al dentista es fundamental para la salud y la estética de su boca.

En franquicias Españolas, tan sólo existen siete enseñas especializadas en este sector, por lo que es un mercado emergente que presenta grandes oportunidades tanto para las cadenas que ya operan como para otras que, sin duda, decidirán probar suerte.



En Latinoamérica, aún es un sector por explorar y explotar, tomemos la experiencia española en franquicias odontológicas para convertir nuestros consultorios, en grandes empresas al servicio de la salud Bucal.

En la actualidad, tener una boca saludable no es tan difícil, cada vez hay más servicios que ayudan a mantener una salud buco-dental constante y muchos profesionales dispuestos a ofrecerte los avances más novedosos en este campo a través de la franquicia, una fórmula que ha ido comiendo terreno al dentista tradicional.

Las clínicas odontológicas españolas siguen manteniendo un crecimiento a lo largo de los últimos años a través de esta fórmula, tanto en las nuevas redes como en número de establecimientos. Varios son los factores que justifican esta tendencia positiva, entre ellos, la cada vez mayor necesidad de la población por mantener una salud bucodental correcta, el incremento de la población anciana con claras necesidades de demandar estos servicios y en otros casos, cuestiones meramente estéticas como el boom del blanqueamiento dental impuesto desde las teleseries americanas.

Según la Guía de Franquicias de Tormo & Asociados 2008, el número de enseñas franquiciadas es de siete, aumentando en tres nuevas cadenas respecto al año anterior. Así, actualmente existen 368 empresas especializadas en este sector, 81 más que en el año anterior. De este modo, la empresa se acerca a un mayor número de clientes, quienes aumentan los números de facturación de dichos establecimientos. Según esta misma publicación, la facturación total del sector en 2007 fue de 279,925 millones de euros y una inversión total de 122,086 millones de euros. Si atendemos a los datos medios del sector por establecimiento, la inversión por local es de 331.758 euros y la facturación de 760.667 euros. El número de empleados por centro es de 5,79 y el tamaño del comercio de 134,29 metros cuadrados.

Retos para las cadenas de franquicias
La fidelización del cliente se considera como el mayor reto que tienen que hacer frente las clínicas dentales, al tratarse de servicios ligados directamente con la salud y ser una preocupación de primer orden en la sociedad moderna. De ahí, que la imagen proyectada al paciente, el trato correcto y personalizado, así como los servicios adicionales, sobre todo los relacionados con la finalización de los tratamientos, sean aspectos ya tenidos en cuenta por las centrales de franquicias y, por tanto, ofrecidos a su vez por los franquiciados a sus clientes. Las herramientas que existen para fidelizar al cliente son, por ejemplo, las tarjetas con las que se pueden obtener descuentos y ventajas sobre el usuario nuevo, o las ofertas que se anuncian en el mismo establecimiento, por buzoneo o por los medios de comunicación. Otra herramienta son los regalos, que hacen ver al cliente que está recibiendo un buen trato por la franquicia.

La imagen también es algo fundamental que deben mostrar las franquicias. De esta forma, el cliente hablará bien o mal en función del servicio que le hayan hecho, en función de la flexibilidad de horarios, la forma de trabajar de los empleados, las facilidades de pago, etc. Es importante además ofrecer un buen servicio para hacer frente a esa competencia de bajos precios y escasa calidad. Desde la Fundación Dental Española aconsejan a los pacientes que desconfíen de las gangas y las gratuidades, que consideran engañosas o equívocas.

Otro reto al que se enfrentan es el de la confianza. La mayoría de las personas está acostumbrada a acudir al dentista de siempre, ya que la cercanía que ofrece al conocerle desde hace tiempo es algo que valoran de forma muy positiva los pacientes. Por ello, las franquicias deben publicitar su cadena de la mejor forma posible, para acceder a ese público que está todavía unido a lo tradicional.

La mayor parte de las clínicas dentales se dedican exclusivamente al sector odontológico. Sin embargo, diversificar los servicios, como tratar también el tema de la estética dental, dentro de un mismo negocio es importante, porque se ofrece más en el mismo lugar, por lo que los pacientes ven con buenos ojos esa comodidad, evitándoles tener que acudir a otro centro.

Franquicias Españolas de la salud bucodental

La creación de nuevas enseñas odontológicas ha crecido debido a la diversificación de los servicios, ya no sólo odontológicos sino también temas como la estética buco-dental. Sin embargo, la principal razón de este aumento se debe a la gran preocupación y concienciación que existe en la sociedad en cuidarse la boca, acudiendo periódicamente al dentista.


Las Clínicas Vital Dent cuentan con 18 años de experiencia, poniendo al alcance de todas las economías los tratamientos más avanzados en España, EE UU, Italia y Portugal. El modelo empresarial de esta franquicia ha traspasado también fronteras, y desde 2004 cuenta con centros propios en Estados Unidos, iniciando un plan de expansión que ha hecho que la marca esté también presente en Portugal y en Italia. En territorio español dispone de 406 centros, 359 franquiciados y 47 propios. La inversión total necesaria para abrir un centro de esta enseña es de 600.000 euros y un canon de entrada de 74.000 euros, más 30.000 euros en concepto de reserva de plaza. Sus establecimientos están ubicados en un local de 160 metros cuadrados, que esté a pié de calle y en una zona comercial.


Corporación Dental Bucodente es otra franquicia especializada en servicios odontológicos que ofrece, desde 1991, una atención odontológica personalizada y de calidad en sus cinco clínicas propias situadas en Málaga y dos franquiciadas en Valencia y Granada. Bucodente, cuya inversión inicial es de 240.000 euros, ha firmado recientemente con dos multifranquiciados uno para Valencia y otro para Granada, que pretenden expandir su negocio en estas ciudades y obtener la rentabilidad y eficiencia que les caracteriza. Sus previsiones son firmar en Barcelona y Sevilla en los próximos meses.

Los centros de Amenta Clínica Dental ofrecen unos servicios médicos adaptados a cada tipo de paciente: amplios horarios, servicios estéticos, centros sin barreras arquitectónicas, etc. El objetivo de la franquicia es satisfacer todas las necesidades en materia de salud bucodental de los pacientes, coordinando todas las disciplinas necesarias para realizar un tratamiento completo sin necesidad de recurrir a ningún servicio externo. Para abrir un establecimiento Amenta es necesario una inversión total de 170.000 euros y un canon de entrada de 30.000 euros. El local debe tener 120 metros cuadrados y estar ubicado en una zona de tránsito peatonal. En estos momentos, la enseña tiene abierto un centro en Elche.  

Debido a la revolución que se ha producido en el sector odontológico en los últimos años han aparecido clínicas como Caredent que han desarrollado un negocio que ofrece servicio odontológico de calidad integral, cuenta con todas las especialidades, con las tecnologías más modernas, criterios empresariales de gestión, administración, marketing, etc. aplicados a la clínica. Con una inversión total de 120.000 euros y un canon de entrada de 6.000 euros por gabinete, para abrir un centro de esta franquicia además de disponer de este dinero, se precisa de un local de 70 metros cuadrados en primera línea comercial. La cadena tiene abiertos un total de 52 centros, 12 de ellos propios y 40 franquiciados. 

Clínicas Séptima Dental utiliza la fórmula de la franquicia para la transmisión de nuestro Know-how, para la explotación de una oportunidad de negocio que minimiza los riesgos de implantación. En estos momentos cuenta con 12 centros, 9 franquiciados y 3 propios. Requiere de una inversión total de 159.633 euros para la apertura del centro y un canon de entrada de 15.000 euros por gabinete. Su local oscila entre los 150-200 metros cuadrados, ubicado en una calle comercial, planta baja, cerca de un parking y con visibilidad.


Asimismo, Clínica Solución Dental, desarrolla la gestión y explotación de clínicas dentales desde julio de 2000. Cuentan con una experiencia en el mercado y proporciona a los pacientes salud buco-dental ofreciéndoles los servicios que necesiten o deseen. Abrir un centro de esta franquicia requiere una inversión total de 177.000 euros y un canon de entrada de 30.000 euros más IVA. Un local de 140 a 150 metros cuadrados, en una zona comercial y a pie de calle.


Odontología Virtual
Dpto. de Marketing y Publicidad

Fuente: Tormo.com


Tráfico Semanal