Accidentes de la extracción dental: Hemorragias

Se considera la hemorragia como accidente posextracción. Puede presentarse de dos formas: a. Inmediata, b. Mediata.

a. Inmediata: La hemorragi sigue a la operación. La falta de coagulación de la sangre, y la no formación del coágulo, se deben a razones generales o a causas locales. Las causas locales obedecen a procesos congestivos en la zona de la extracción, debido a granulomas, focos de osteítis, pólipos gingivales, lesiones gingivales ocasionadas por paradentosis, gingivitis, herida y desgarros de laencía, esquirlas o trozos óseos que permanecem entre los labios de la herida gingivial. En ocasiones es un grueso tronco óseo arterial el que sangra, o la hemorragia se debe a múñtiples vasos capilares lesionados de la operación.

Tratamiento: Suprimir quirúrgicamente el foco congestivo sangrante (pólipo, osteítis, granulomas, trozos de hueso). Un taponamientos y compresión del alvéolo sangrante, dará cuenta de la hemorragia.
El taponamineto se hará con un trozo de gasa (yodoformada o xeroformada), la cual ppuede emplearse seca o impregnada de medicamentos hemostáticos, tales como el agua oxigenada, adrenalina, sueros, tromboplastina. El paciente muerde el trozo de gasa por un tiempo que occila entre los 15 minutos a la media hora,. El trozo de gasa de la superficie se saca con precaución, si la hemorragia ha cesado, puede retirarse el paciente, con tapón medicamentoso dentro del alvéolo. tos los problemas que originan la hemorragia pueden prevenirse por el empleo de la sutura posextracción.

b. Mediata: Si la hemorragia se produce varias horas después de realizada la extracción se procede como sigue:
Se practica un enjuagatorio con una solución al 10% de agua oxigenada tibia, con el objeto de limpiar la cavidad bucal y el lugar de la operación,eliminar el coágulo que flota sobre la herida y poder ver con claridad por donde sangra y cual es el sitio de mayor afluencia sanguínea.

Si el vaso sangrante es gingival y está a nuestro alcance, puede practicarse su hemostasis, aplicando un punto de galvanocauterio.
Cuando la hemorragia es profunda, se procede como se indicó antes, taponamiento del alvéolo con una tira de gasa medicamentos.


El método ideal, para el tratamiento de estas hemorragias es el siguiente: inspección de la zona sangrante para localizar la región de la hemorragia; se realiza una anestesia local, cuyo efecto vasoconstrictor "blanqueará" el campo y se practica una sutura.

En caso de persistir la hemorragia, habra que recurrir a medicaciones generales, tales como trasnfusión sanguínea, inyecciones de sustancias que aceleren la coagulación.


Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter