Complicaciones de la anestesia local por infiltración y regional troncular. Parte II

a.6 Isquemia de la piel y cara: En algunas oportunidades, a raíz de cualqueri anestesia, se notan sobre la piel de la cara del paciente zonas de intensa palidez, debidas a isquemias spbre esta región. Está originada por la penetración y trasporte de la solución antestésica con adrenalina en la luz de la vena. La adrenalina pcasiona la vasoconstrucción isquemiante. No requiere ningún tratamiento.


a.7 Inyección de las soluciones anestésicas en órganos vecinos: Es un accidente no muy común. el liquido puede inyectarse en las fosas nasales, durante la anetsesia del nervio maxilar superior, no origina inconvenientes. La inyección en la órbita, durante la anestesia de los nervios dentarios anteriores o maxilares superiores, puede acarrear diplopía (visión doble), de exoforia o esoforias (desviaciones oculares hacia afuera o adentro), que duran lo que el efecto anestésico. No requiere ningún tratamientiento.

B. Accidentes Mediatos

b.1 Persistencia de la anestesia, después de la inyección del dentario inferior, puede ocurrir que la anestesia se prolongue días y semanas y aún meses. Esta complicación se debe, cuando no es de origen quirúrgico, al desgarro del nervio por agujas con rebabas, o a la inyección del alcohol unto con la procaína, alcohol que puede quedar como residuo en la jeringa en aquellos casos en que se acostumbra conservar estos instrumentos en ese material.

Tratamiento: No hay tratamiento más eficaz para esta complicación que el tiempo. El nervio regenera lentamente y después de un perioso variable se recupera la sensibilidad.


b.2 Infección en el lugar de la punción: Las inyecciones en la mucosa bucal pueden compañarse de procesos infecciosos a su nivel, la falta de esterilización de la aguja o de antisepsia del sitio de punción son los culpables. En algunas ocasiones, en punciones mútliples, se originan zonas dolorosas e inflamadas. La inyección séptica, a nivel de la espina de Spix, ocasiona transtornos más serios, abscesos y flemones, acompañados de fiebre, trismus y dolor.
El tratamiento de estas complicaciones consiste en: calor , antibióticos y abertura qirúrgica de kis abscesos. El trismus debe ser vencido muy lentamente (riesgo de sincope, ya mencionado) por intermedio de un abrebocas que se coloca en el lado opuesto al del absceso.

b.3 Dolor: Puede persistir el dolor en el lugar de la punción, este fenómeno se observa en la anestesia troncular del dentario inferior, cuando la aguja ha desgarrado o lesionado el periostio de la cara interna del maxilar. Las inyecciones subperiósticas suelen acompañarse de dolor, que persiste algunos días. Lo mismo sucede con las inyecciones anestésicas en los músculos. La lesión de los troncos nerviosos, por la punta de la aguja, origina por su parte neuritis persistentes. El tratamiento puede realizarse con ondas corta, infrarrojos y complejo vitamínico B.

Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter