Estomatología del Recién nacido hasta los seis meses de vida

La boca del bebé posee una serie de caracteristicas estomatologicas que es importante conocer para determinar el tratamiento a realizar.

1. Perlas de Bohn - Perlas de Epstein.

Características generales
Son lesiones blancas duras como su nombre lo dice parecen perlas.
Histológicamente son quísticas, con contenido de queratina, se asemejan a granos de arroz. Se presentan en forma única o múltiple, a través de los días no aumentan de tamaño.





Son más frecuentes en las niñas, en la proporción de 10 a 1.
Fromm en 1 967 las clasificó según su ubicación y etiología en:

a) Perlas de Epstein: se ubican a lo largo del paladar, se considera que su origen proviene de restos epiteliales de células salivales atrapadas al crecer el feto. Según J. Philip Sapp provienen de la lámina dental primaria.

b) Nódulos de Bohn: son visibles a lo largo de la zona vestibular y palatina del reborde alveolar. No se sitúan en el paladar.
Histológicamente se consideran restos de tejido glandular, restos del epitelio que dan origen a las piezas dentarias.

c) Quistes de la lámina dental: localizados en la cresta de los rebordes alveolares, se originan en restos de la lámina dental.

Ninguno de los mencionados requieren tratamientos. Desaparecen en los primeros meses de vida a pesar que algunos pueden crecer, pero también se van.

2. Epulis congénito del recién nacido o tumor gingival congénito de células granulares.

No es una lesión común. En el 90% se da en las niñas

Aspecto clínico: lesión blanda elevada de base sesil o pediculada. Su color varía de un rosa claro a uno más oscuro, de acuerdo a la irrigación que tenga.
Se ubica en el reborde alveolar, más en el superior que en el inferior.
Las células que lo forman son de tipo granulosas con grandes núcleos. Su etiología no se conoce, es un hamartoma.

Tratamiento: crea inquietud en los padres pero su evolución es benigna. Si molesta para la alimentación se extirpa. En ciertos casos y sobre todo los de base sesil involucionan alrededor de los 6 meses.

3. Quistes de erupción
En el maxilar inferior de los recién nacidos. Se observan en relación con los dientes natales, se ven también en la erupción de otros dientes temporarios cuando el niño es más grande.

Etiología: es una alteración del epitelio reducido del esmalte cuando el diente se acerca a la mucosa bucal.
Estos quistes están en relación con la pieza dentaria y su origen está en el órgano del esmalte. No se sabe la causa de esta alteración.

Histología: son quistes revestidos de epitelio escamoso estratificado no escamoso.

Aspecto clínico: se ven como una elevación en la cresta del reborde, rodeada de un borde blanco. No duele pero puede presentar molestias.

Diagnóstico radiográfico: sirve para determinar si se trata de un diente primario o de un supernumerario. Si es supernumerario debe extraerse entre los 4 y 5 meses de edad.

Tratamiento: es innecesario, si no se abre a los 5 0 6 meses se hace la marsupialización. No se recomienda hacer precozmente la marsupialización.


4. Dientes natales y neonatales.
Se llama diente natal al que está presente en el nacimiento y neonatal al que erupciona dentro de los 30 días de vida.

Etiología: no se conoce. Puede tener una base genética. Se lo ha relacionado con algunos síndromes (displasia ectodérmica, panoniquia congénita o displasia óculo mandibular). Se dice de una posición más superficial del germen.

Histología: erupcionan sin su porción radicular. Pulpa grande y muy vascularizada, esto se considera como causa de la erupción prematura. Poco esmalte con fallas, dentina irregular, puede ser hereditaria. No hay cemento.

Aspecto clínico: son dientes pobremente desarrollados. Están fijados al alveolo por un tejido conectivo fibroso. Pueden tener una movilidad variable.
La mayor frecuencia se ve en el maxilar inferior, zona anterior.

5. Ulcera de Riga-Fede.
El roce de la lengua contra el borde en flor de lis de los dientes natales y neonatales produce una úlcera en la cara ventral de la Iengua a ambos lados del frenillo.

Etiología: se origina por el frotamiento de la mucosa lingual contra el borde dentario.
Se observa en el niño recién nacido cuando hay dientes natales ó más adelante alrededor de los 6 ó 7 meses, cuando por una tos convulsiva la lengua es proyectada contra los dientes.

Histología: se puede presentar como una solución de continuidad de la mucosa. Cuando la lesión dura más tiempo se forma un granuloma, con la presencia de linfocitos, neutrófilos, eosinófilos e histiocitos.

6. Tumor pediculado de la infancia (Preliasco-Kramer).
Cuando se extrae un diente natal debe extirparse el diente y la parte blanda correspondiente al tejido pulpar. Si la extracción se realiza en forma incompleta, por exfoliación espontánea y por la eliminación de la parte calcificada, se produce un crecimiento de tipo fibroso y pediculado sobre la encía donde estaba el diente natal.
Este crecimiento debe extirparse quirúrgicamente

Histología: mostró una proliferación de tipo fibroso en algunos sectores y en otros granulomatosa con un componente inflamatorio. Además se observa un tejido tubular, semejante a la dentina, y otro de tipo osteoide. El epitelio tiene paraqueratinización.

Tratamiento: se debe realizar la extirpación quirúrgica, es una maniobra rápida y sencilla.

Fuente: webodontologica.com

Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter