Una guía breve de anestésicos dentales y sedantes

Las visitas al consultorio del dentista se asocian frecuentemente cuando ya hay molestias o dolor sin importar si a usted le van a extraer un diente o para una limpieza de rutina. Sin embargo, con los modernos avances en los medicamentos y las técnicas dentales, usted no tiene que estar nervioso mientras está sentado en la silla del dentista.



El objetivo principal del profesional antes y durante el procedimiento es asegurar que el paciente esté lo más cómodo y lo más relajado posible.

Esto ayudará a asegurarse de que los resultados más eficaces y positivos se han logrado. Existen numerosos tipos de anestésicos para ciertos procedimientos dentales que evitan el sentir dolor y en algunos acasos el paciente puede estar inconsciente temporalmente.

Aquí un repaso de los tipos de anestesia más usados en los pacientes:

Anestesia local

La anestesia local suele administrarse en el consultorio del dentista. Se adormecerá sólo una pequeña área del cuerpo. Por un procedimiento dental de la zona de la boca o de las encías. Por lo general, un anestésico tópico se aplica a las encías con un spray o un hisopo de que ayudará a adormecer el aguijón que es el resultado de la inyección.

Estos anestésicos inyectables se utilizan en el área de las encías o la boca que están siendo tratados y que bloquean los nervios que provocan el dolor. Con frecuencia, se utilizan para la preparación de un reemplazo de la corona, durante una extracción del diente, para el tratamiento de los conductos radiculares, obturaciones de una cavidad, y durante procedimientos para la restauración dental.

Sedantes dentales

Cuando eres sedado de forma consciente, estás despierto y puedes responder si alguien te habla o hace contacto con usted, pero usted permanecerá somnoliento y relajado durante el procedimiento dental. Con frecuencia, los sedantes se administran junto con analgésicos o anestésicos locales a una extracción dental, para sustituir una corona, o para tratar los conductos radiculares.

Estos sedantes dentales pueden tomarse en forma líquida o una píldora, también inyectarse o inhalarse. Otro tipo de sedante dental es el óxido nitroso que se refiere a menudo como gas de la risa. Este tipo de sedación se administra con una mezcla de oxígeno a través de una máscara especial. Por último, la sedación intravenosa se administra comúnmente a través de una vena en el brazo y hace que el paciente esté muy relajado y mucho menos al tanto del procedimiento que se está teniendo a lugar.

Anestesia general

Existen algunos procedimientos dentales como la cirugía dental que es complicado que puede requerir anestesia general. Este tipo de anestesia se traducirá en una pérdida temporal de la conciencia, durante el cual el paciente se encuentra en un profundo sueño durante todo el procedimiento y es totalmente consciente del procedimiento que se realiza. Por lo general, un dentista le administrará anestesia general si el paciente es un niño pequeño, que no puede controlar su ansiedad y el miedo, o también en pacientes especiales (down, autismo, u otros problemas parecidos).

Usted debe discutir las opciones de anestesia dental con su dentista para determinar qué tipo de anestesia funcionará mejor para su tratamiento en particular. Asegúrese de informarle a su dentista acerca de todos los medicamentos que esté tomando.

Estos son algunos de los anestésicos que están disponibles para que se sienta cómodo durante su estadía en la silla del dentista. No hay ya nada que temer.

Fuente: worldental.org

Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter