La TC planifica con más exactitud la cirugía de implantes dentales y otros procedimientos de la cavidad oral

Un plan de tratamiento de implantes obliga al odontoestomatólogo a analizar la situación médica del paciente con una exhaustiva historia clínica y, posteriormente, determinar las condiciones locales de sus maxilares en la TC digital.



Es un método de imagen que sirve de ayuda para la planificación prequirúrgica de implantes dentales y otros procedimientos en la cavidad oral, según ha manifestado Fernando Ocón Quintial, especialista de la Clínica de Cirugía Maxilofacial Doctor Berrazueta, de Santander.

Con la TC se puede saber cuántos implantes son necesarios, cuántos se pueden colocar y dónde, y evaluar correctamente la calidad del hueso

Ocón ha impartido una conferencia en el Colegio de Odontoestomatólogos de Cantabria, titulada Plan de tratamiento e implantes mediante tomografía computarizada, en donde ha puesto de relieve que con una rigurosa anamnesis y el empleo de la TC se puede saber cuántos implantes son necesarios, cuántos se pueden colocar y dónde, además de evaluar correctamente la calidad del hueso, y las condiciones de fuerzas que va a recibir la prótesis sobre los implantes.

Ocón, máster en Cirugía Oral por la Universidad de Nueva York, ha subrayado rotundo que en implantes dentales la TC "es la mejor y más segura herramienta de planificación quirúrgica. Le permite al clínico una completa evaluación de la cavidad oral y el canal alveolar inferior, al tiempo que aumenta la probabilidad de éxito en cirugía de implante dental, identificando áreas con una estructura ósea adecuada".

Cada vez son más habituales en una gran parte de los diagnósticos odontoestomatológicos la TC digital y un potente programa de representación volumétrica para obtener imágenes en tres dimensiones. "La precisión de estas imágenes permite planificar con exactitud los tratamientos más exigentes en implantes dentales, ortodoncia, cirugía y problemas articulares de mandíbula. No obstante, la radiografía panorámica sigue aportando elementos valiosos".

Disponer de este servicio en la propia clínica supone una serie de ventajas importantes: el resultado es inmediato y permite visualizar las imágenes de forma clara e ilustrativa; evita que el paciente tenga que desplazarse a un centro especializado en este tipo de pruebas; la imagen digital tiene mayor calidad que la de la TC convencional y se obtiene con menor radiación, y la exploración es más rápida y cómoda, lo que es importante en claustrofóbicos.

Fuente: dentalworld

Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter