El cuidado del corazón y el cerebro empieza por la boca

Estudios recientes demuestran que la salud bucal se refleja positivamente en otras partes del organismo.
En reciente estudio realizado por el Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia (EU), se ha demostrado que el cuidado bucal repercute en la salud del cuerpo. 

El adecuado aseo de la boca con el cepillado, el uso constante del hilo dental y las frecuentes visitas al dentista ayudan a mantener sanas las habilidades cognitivas a través de los años. 

El deterioro en las encias, altera la función del cerebro a través de varios mecanismos, que repercuten numerosas patologías en nuestro organismo, tales como problemas cardiovasculares, musculares y hasta de difusión erectil. 

La periodontitis crónica, la etapa más avanzada de la enfermedad de las encías, se encuentra relacionada a la difusión erectil, y es que la placa bacteriana causante de la periodontitis, no solo se estanca en la boca, sino que pasa por toda la circulación, afectándola. 

La enfermedad periododental también se relaciona con padecimientos como la diabetes, el peso bajo en los recién nacidos, problemas respiratorios y enfermedades cardiovasculares. 

La placa bacteriana es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares porque al entrar en contacto a través del flujo sanguineo, puede dar pie a la formación de coagulos. 

 Dentadec

Tráfico Semanal