Láser en el tratamiento periodontal

NUEVA YORK — El siguiente artículo resume las ventajas que proporciona el láser en el tratamiento periodontal en una clínica general. El artículo completo será publicado próximamente en Dental Tribune Latinoamérica.
Los láseres en odontología se utilizan para eliminar tejido blando desde hace más de dos décadas. Los de dióxido de carbono, el Nd: YAG y los de diodos son muy predecibles y exitosos para eliminar el tejido blando oral. 

En la última década, el láser de erbio se ha utilizado para los tejidos blandos y para procedimientos de restauración, endodoncia y cirugía, ya que son eficientes para remover el esmalte, la dentina y el hueso. Una de las áreas en que el uso del láser en la práctica general ha tenido mayor impacto es el tratamiento periodontal. 

Este tipo de tratamiento es a menudo difícil para el dentista general. Los láseres me han permitido ofrecer a mis pacientes un tratamiento periodontal mínimamente invasivo y asegurar que casi todos los pacientes diagnosticados reciban tratamiento. Es decir, que he podido aumentar mis servicios utilizando procedimientos periodontales que no ofrecía antes de integrar la tecnología láser en mi clínica. 

Además, la introducción de más pacientes al tratamiento periodontal ha aumentado también el número de referencias a periodoncistas. ¿Qué ofrece el láser? El láser utiliza la energía de la luz para producir un efecto clínico en los tejidos orales. 

Aquellos que utilizan otra sustancia (por ejemplo, agua) para eliminar o remover tejidos, permiten eliminar eficazmente el epitelio infectado y el tejido granulado sin producir los efectos necróticos del calor. Esto a su vez ofrece menos problemas postoperatorios como hinchazón y dolor. 

Los láseres son también eficaces para eliminar tejido duro, incluidos los cálculos óseos. Es más, debido a la capacidad de colimar y doblar la luz, el láser tiene acceso a áreas como la zona de furca y la anatomía de la raíz dental, a las cuales no se puede acceder ni quirúrgicamente ni con ultrasonido. 

Así, muchos casos quirúrgicos pueden ahora ser tratados sin cirugía. La terapia con láser a bajo nivel (LLLT, por sus siglás en inglés) está cada vez más extendida en medicina y odontología. En odontología se utiliza para el alivio del dolor, por ejemplo de los trastornos temporomandibulares, para la cicatrización de heridas y para controlar la inflamación, que es esencial para el éxito del tratamiento en la enfermedad periodontal. 

Además, permite a los pacientes recuperarse más rápidamente de los procedimientos con láser y con menos incidentes, asistiendo en la respuesta a la cicatrización y en la supresión de la inflamación. Terapia periodontal con láser Uno de los mayores retos en la práctica general es conseguir que los pacientes vayan al periodoncista al que se les refiere. 

Si su condición no se trata, esto afecta no solo su boca sino también la salud general del paciente, lo cual nos impide realizar tratamientos necesarios, tales como colocar una prótesis. Los pacientes son más propensos a seguir con el tratamiento cuando una gran parte se puede realizar en la clínica general. 

Como la enfermedad periodontal no suele ser muy dolorosa, esto lleva a los pacientes a evitar el tratamiento hasta que se presenta un problema grave. Por lo tanto, nuestra filosofía es tratar tanto como sea posible el proceso de la enfermedad en la práctica general de forma no quirúrgica; y después, tras una reevaluación, enviarlo al periodoncista únicamente para el tratamiento quirúrgico de las áreas que no responden. 

Contar con un láser en la clínica proporciona al paciente una opción mínimamente invasiva. El láser ofrece algo diferente, algo nuevo, con lo que la mayoría de los pacientes no están familiarizados. El escariamiento por tanto no es la terapia primaria, sino un complemento a la terapia con láser. Así, el paciente se da cuenta de que sólo se realiza una cirugía después de agotar todas las opciones no quirúrgicas, que dicho tratamiento no va a ser doloroso y que no tiene razón para tener miedo. 

Siguiendo esta filosofía hemos triplicado el número de pacientes remitidos al periodoncista que han completado su tratamiento en un plazo razonable. 

by Howard Golan 
 Dental Tribune

Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter