Terapia fotoactiva en el tratamiento de la enfermedad periodontal

La terapia fotodinámica se basa en la unión del efecto terapéutico de una sustancia que altere el potencial redox (sustancia fotoactiva) y a su vez sea fotosensible, y que puede ser activada por una luz a una determinada longitud de onda.  durante este proceso, se forman radicales libres de oxígeno, y éstos producen un efecto tóxico sobre las células.



Estudios como el de Hayek y cols. en perros con periimplantitis han demostrado la efectividad de este tipo de terapia frente a microorganismos periodontopatógenos. así, esquematizamos la terapia fotoactiva o fotosensible como una sustancia fotoactiva (en el presente ensayo se utilizó azul de metileno) que se activará con la luz que emite el láser (en nuestro estudio se empleó el láser diodo de baja potencia).

El láser de diodo está constituido por un medio activo sólido, formado por un semiconductor que frecuentemente usa una combinación de galio, arsenio y otros elementos como el aluminio o el indio para transformar la energía eléctrica en energía luminosa. La ventaja de los láseres de diodo es su pequeño tamaño, su portabilidad y coste económico.

En los tratamientos periodontales, la terapia fotoactiva tendría diversas aplicaciones como por ejemplo su utilización en curetajes de tejidos blandos, desbridamiento de bolsas periodontales, incisiones y excisiones gingivales; y descontaminación de las bolsas periodontales, ya que, se ha comprobado que consigue eliminar ciertas especies bacterianas anaerobias subgingivales.


Tráfico Semanal