Hiperplasia gingival por ciclosporina: A propósito de un caso

Muchas de las enfermedades sistémicas y de las terapias farmacológicas indicadas en ellas, tienen repercusiones en la cavidad oral. Es así como algunos fármacos como anticonvulsivantes (fenitoína), inmunosupresores (ciclosporina A) y bloqueadores de canales de calcio (nifedipino, verapamil, diltiazem y valproato sódico) se vinculan a la aparición de agrandamientos gingivales. Algunos autores recomiendan cambiar el término hiperplasia por el de agrandamiento gingival, ya que el incremento en el tamaño del tejido es debido a un aumento en su estroma y no al número de sus células constituyentes, término que ocuparemos para este trabajo. Se define como agrandamiento gingival al aumento exagerado y desfigurante del volumen de la encía, asociándose su aparición principalmente a fármacos.





Se describe que 30% de los pacientes que toman ciclosporina A desarrollan agrandamiento gingival, con una alta tasa de recidiva, aumentando su prevalencia al doble al encontrarse junto a nifedipino, no poseyendo una etiología única, sino una serie de factores asociados. Si bien es aceptada su relación directa con fármacos y el factor genético, entre otros, el rol del biofilm bacteriano (placa dental) ha sido controvertido.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter