Manejo del paciente cardiológico previo a procedimientos odontológicos

La valoración de los pacientes con patología cardiovascular, previo a la realización de procedimientos odontológicos en la práctica clínica cardiológica ha adquirido connotaciones particulares en el momento actual. Teniendo en cuenta el aumento de los procedimientos odontológicos en pacientes de mayor edad, con mayor incidencia de patología cardiovascular y menos desdentada tras la terapia conservadora actual, que requiere procedimientos odontológicos no solo vinculados a prótesis sino que actualmente se realizan tratamientos odontológicos sobre órganos dentarios remanentes, cirugías e implantes dentarios. Procedimientos que se asocian a técnicas de mayor complejidad y mayor riesgo. Con el avance tecnológico y la planificación quirúrgica los odontólogos llegan a realizar maniobras cruentas de generación ósea (fractura de maxilar, elevación del piso del seno maxilar, rellenos óseos autológos y no autólogos, etc) lo cual no debe de minimizarse en la valoración preoperatoria, tanto por los riesgos vinculados al procedimiento así como por la situación de estrés que se genera en el paciente. 






Estos últimos se realizan en forma ambulatoria con anestesia local y local potenciada en el consultorio odontológico, motivo por el cual debe realizarse una adecuada valoración cardiológica en vistas a minimizar las posibles complicaciones cardiovasculares. El objetivo de esta revisión es optimizar la valoración previa al procedimiento planificado teniendo en cuenta el mismo, las drogas a utilizar en el procedimiento como anestésicos locales y sus efectos cardiovasculares. Así como el manejo del tratamiento habitual, antiagregante, anticoagulante, antihipertensivo, etc y la profilaxis de endocardits infecciosa previo al procedimiento.




Tráfico Semanal