Determinación de la edad ósea a través del desarrollo dental en pacientes de Ortodoncia

La Ortodoncia actual se preocupa por la corrección precoz de la maloclusión, dando importancia a la conjunción de las bases óseas en relación con la discrepancia y posicionamiento dentario, que aunque pueden ser corregidos en cualquier época de la vida, es de gran importancia conocer el mayor pico de crecimiento óseo. Los estadios de maduración pueden tener una influencia considerable en el diagnóstico, las metas del tratamiento, la planificación y el resultado eventual del tratamiento ortodóncico.




El estudio de la maduración ósea es tal vez el método más seguro y fiable para evaluar la edad biológica de los individuos y para determinar la madurez fisiológica. La mano, la muñeca y las epífisis distales del radio y el cúbito presentan en conjunto un gran número de centros secundarios de osificación, algunos de los cuales existen en el recién nacido a término y pueden apreciarse en una sola radiografía. Por esto, se eligen a menudo como centros de estudio cuando se pretende determinar el estado de maduración esquelética, aunque pueden usarse otros centros de osificación secundaria epifisiaria, tales como: el codo, los tarsianos, el cráneo y las vértebras cervicales.



Tráfico Semanal