Hiperplasia angiolinfoidea con eosinofilia: Presentación de un caso en cavidad oral

La hiperplasia angiolinfoidea con eosinofilia (ALHE) es una lesión benigna de muy baja prevalencia. Se caracteriza por ser una condición vasculoproliferativa idiopática, de posible origen neoplásico y que se manifiesta como nodulos subcutáneos, ya sea múltiples o únicos, localizados habitualmente en la región de cabeza y cuello, en adultos jóvenes. Su ubicación en otras partes del cuerpo es más bien rara, pero se han descrito casos en manos y pulmones, entre otras. Se han reportado casos que han aparecido durante el embarazo y por el uso de anticonceptivos orales, por lo que se supone una dependencia hormonal. Un caso de ALHE fue comunicado en relación topográfica con un carcinoma de células escamosas de piel, que regresó espontáneamente una vez extirpada la neoplasia maligna. Esto supone la participación de factores angiogénicos en el desarrollo de ALHE.





Se caracteriza histológicamente por proliferación de vasos sanguíneos de paredes engrosadas tapizados por células endoteliales prominentes, infiltración del intersticio por células inflamatorias crónicas, principalmente eosinófilos y la presencia de folículos de células linfoides con centros germinativos. Desde el punto de vista histológico, en algunos casos puede presentar características de neoplasias vasculares malignas". Respecto al diagnóstico diferencial, la principal entidad que debe descartarse es la enfermedad de Kimura, pues ésta se asocia frecuentemente con falla renal. El tratamiento de la ALHE es fundamentalmente quirúrgico.



Tráfico Semanal