Los Gránulos de Fordyce. Reporte de un Caso

Los Gránulos de Fordyce (GF), no son considerados un padecimiento de la cavidad bucal o de otras regiones, simplemente se manifiestan como una anomalía del desarrollo, donde se presentan en forma única o múltiples, glándulas sebáceas ectópicas o coristomas sebáceos (tejido normal en localización anormal), que carecen de folículo piloso y se distribuyen dispersamente sobre mucosas de diferentes sitios; en el caso en estudio, se encontraban sobre la mucosa bucal. Aparecen en forma bilateral y simétrica. La mucosa que los cubre y rodea es de característica normal. Los GF son lesiones de carácter benigno, porque no poseen significado patológico. Sin embargo, muy rara vez puede desarrollarse un adenoma glandular sebáceo benigno de estas estructuras intrabucales. Existen diversas formas de denominar estas lesiones, empleando sinonimias como: Manchas, Puntos, Gránulos ó Granilos de Fordyce, Seboglandulia buccalis y Enfermedad de Fordyce.




Grispan, comenta que fue Fordyce (1896), quien dio la primera descripción clínica de estas lesiones, aseverando que su etiología se debía a una modificación en las células epiteliales que sufrían transformación de sus protoplasmas en una sustancia vecina a la queratohialina. Sin embargo, investigaciones posteriores realizadas por Montgomery y Hay en 1899 y más tarde por Cahan en 1938, citadas también por Grispan, lograron discernir que estos gránulos eran el resultado de la presencia de glándulas sebáceas en la mucosa bucal y en la de otros órganos. Finalmente, en 1905 White publicó un resumen de los trabajos antes mencionados, incluyendo uno realizado por Audry y su discípulo Rozieres (1901), donde estableció contundentemente la relación entre los GF y las glándulas sebáceas.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter