Aspectos microbiológicos en la implantología

El uso de implantes óseo-integrados en odontología, ha sido ampliamente aceptado, como un método eficaz para sustituir estética y funcionalmente piezas dentarias pérdidas, mejorando así la calidad de vida de los pacientes. Branemark y col., demostraron un alto porcentaje de éxito para implantes colocados en maxilar superior e inferior, en estudios con seguimiento hasta de 15 años. En implantología debemos considerar algunos antecedentes de importancia en los pacientes a ser implantados, con el propósito de evitar un fracaso por inadecuada selección del mismo, tal es el caso de fumadores, hueso de calidad no adecuada y presencia de algunas enfermedades sistémicas no controladas.





El fracaso de los implantes óseo-integrados puede ser temprano o tardío debido a diversos factores. Dentro de los factores que conllevan a un fracaso temprano de los implantes podemos citar el trauma quirúrgico y la contaminación microbiana durante el acto operatorio. Los fracasos tardíos están asociados a la acumulación de placa alrededor del implante, que conllevan a una hiperplasia gingival y periimplantitis, con la sobrecarga de los mismos una vez profetizados.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter