Resistencia al descementado de botones linguales colocados con diferentes sistemas adhesivos

En la ortodoncia contemporánea, la adhesión directa de las brackets al esmalte dental ha sido considerada como uno de los progresos más significativos de las últimas décadas. La colocación de las brackets ortodóncicas es un procedimiento necesario para el tratamiento de maloclusiones; sin embargo, la efectividad de los aparatos depende en gran medida de una adecuada resistencia al descementado. Actualmente, la colocación directa de las brackets con adhesivos a base de resinas compuestas se ha convertido en el método más popular y el estándar clínico. A pesar de los avances en ortodoncia, la desmineralización en la periferia de los anclajes ortodóncicos sigue siendo un problema frecuente. En respuesta a la prevalente formación de lesiones incipientes de mancha blanca, se han fabricado sistemas adhesivos con la característica de liberar fluoruro. Asimismo, los agentes adhesivos de autograbado están disponibles en el mercado desde hace más
de 7 años.





Dichos agentes acondicionadores poseen propiedades para reducir la pérdida del esmalte, el tiempo de trabajo y la cantidad de adhesivo remanente al descementar las brackets; además, ayudan a prevenir la contaminación con saliva y presentan menor sensibilidad a la humedad. Recientemente, el uso de adhesivos de autograbado ha aumentado considerablemente; su rápida y simplificada técnica ha llegado a ser muy conveniente para la práctica ortodóncica.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter