DEBATE: ¿Es posible llegar a la MUERTE CEREBRAL por una extracción dental?

Se plantea este DEBATE a partir de esta lamentable noticia:

muerte-cerebral


A un empleado de la sucursal del Banco de Bogotá en Gigante, identificado como John Alexánder Vergel Sánchez, le declararon el domingo anterior la muerte cerebral los médicos del Hospital Universitario de Neiva. Al parecer le descubrieron un tumor en la parte derecha del cerebro, como consecuencia de una presunta grave contaminación en un procedimiento odontológico que le hicieron en el hospital del municipio de Gigante.

La dolorosa historia de este empleado bancario, oriundo de Ibagué, de 28 años de edad y que desde hace algún tiempo trabaja en Gigante, comenzó según relató su esposa Angélica Mayerly Guzmán, el pasado 2 de septiembre cuando acosado por un dolor de muela, se dirigió al hospital San Antonio de Gigante para que le hicieran la extracción.

“En el hospital lo atendieron y tras la extracción le formularon una droga que él tomó cuidadosamente. A los tres días de la extracción, le salió un granito en el rostro que lentamente fue aumentando de tamaño y ocho días después le comenzó un fuerte dolor de cabeza y un intenso dolor en el pecho, que lo obligó a regresar al hospital en busca de atención médica”, señaló Angélica.

Primera consulta

En la primera consulta que recibió en el hospital San Antonio de Gigante, los médicos después de tomarle un electrocardiograma desestimaron la gravedad del problema de John Alexánder, limitándose a formularle medicamentos para los dolores que padecía, asegurando que todo obedecía a una inflamación del corazón.

“A él le tocó regresar nuevamente al hospital acosado por los dolores que sufría. Allá los médicos decidieron internarlo pero nada que mejoraba, y nosotros al ver que empeoraba solicitamos su traslado a Neiva, recibiendo a veces respuestas descomedidas y fuera de tono de los médicos, como cuando uno de ellos me dijo que a ‘todos nos iba a llegar la hora de la muerte’”, continúa relatando Angélica.

El traslado a Garzón del paciente fue ordenado cuando presentó una hinchazón en uno de sus ojos y al hablar lo hacía de manera incoherente. En ese municipio los médicos le practicaron un cuadro hemático y fue allí donde descubrieron el grave estado de salud que presentaba el empleado bancario.

“En el examen, los médicos de Garzón descubrieron que mi esposo había sufrido una trombosis, junto a una neumonía que había afectado el corazón y los pulmones, originada en una infección bacteriana que había contraído en el momento en que le sacaron la muela en el hospital de Gigante. Con este diagnóstico John, fue remitido al hospital Universitario de Neiva”, anota Angélica.

► LEER TAMBIÉN: Muere niño por supuesta negligencia en consultorio dental

Diagnóstico confirmado

En el hospital de Neiva, los galenos confirmaron el diagnóstico del hospital San Vicente de Paúl de Garzón y ordenaron una resonancia magnética que se demoró en realizar por los trámites que hubo que adelantar ante la Nueva EPS, entidad de salud a la que está afiliado el bancario.

“En este hospital, lo internaron en la UCI y el domingo el médico que nos atendió nos dijo que mi esposo estaba supremamente grave, pues había sufrido muerte cerebral y ayer lunes nos permitieron estar todo el día de visita a manera de despedida porque muy pronto se va dar la muerte de mi esposo, quien llenó de ilusiones un día partió con nosotros desde Ibagué, a trabajar sin sospechar que su vida iba a terminar de la manera como se está acabando por la irresponsabilidad de quienes manejan un consultorio odontológico de un hospital”, finalizó diciendo entre lágrimas Angélica Mayerly Guzmán, esposa del infortunado trabajador bancario.

DIARIO DEL HUILA consultó la opinión de este doloroso incidente con la directora del hospital de Gigante, sicóloga Mónica Chávarro. La funcionaria sostuvo que “efectivamente el departamento de odontología de nuestro hospital le practicó la extracción de la muela al señor John Alexánder Vergel Sánchez y según la historia el procedimiento se hizo de acuerdo a los protocolos preestablecidos para estos casos. La exodoncia fue absolutamente normal y al final al paciente se le formularon los medicamentos de rigor. Hasta ahora el hospital no ha recibido comunicación alguna con sustento científico, donde se diga que el paciente fue contaminado por alguna bacteria durante ese procedimiento”.




Tráfico Semanal

Get our newsletter