Cuatro años en libertad condicional para dentista dominicano que ejercía ilegalmente

Ray Guillén, un odontólogo graduado en la República Dominicana, pero que comenzó a ejercer ilegalmente su profesión en la ciudad de Central Falls (Providence), fue condenado a cuatro años en libertad condicional después que se declarara culpable del delito. Guillén, residente en el número 77 de la calle Clay, apartamento 2, fue sentenciado el lunes por el juez Jeffrey A. Lanphear, quien le impuso la condena por practicar la odontología sin licencia del estado de Rhode Island.





Guillén, llegó a un acuerdo con los fiscales para declararse culpable y de un cargo de posesión de sustancias controladas (drogas), se modificó la acusación para que admitiera sólo que estaba ejerciendo como dentista sin la debida autorización estatal.

Otros dos cargos fueron excluidos del expediente.

El seis de abril de este año, Guillén, fue detenido por policías de Central Falls después que el cuartel se recibiera una llamada no relacionada con el caso del dentista ilegal, pero la policía halló equipos dentales en la residencia del acusado, situada en un complejo multivivienda.

Los agentes regresaron con una orden de allanamiento hallando una silla de dentista en la sala de estar, equipos de rayos X, un armario lleno de instrumentos usados en la perforación y limpieza de dentaduras, retenedores, morfina y otras drogas.

También encontraron un frasco de esteroides en el habitación de Guillén y tarjetas de vistas que lo identificaban en la que puso "Especialista en Blanqueamiento Dental".

Se le acusó de posesión de equipos de radiación sin licencia para operarlos, práctica dental no autorizada por el estado, posesión desustancias controladas y posesión de medicamentos equivalentes a drogas medicinales con una etiqueta exterior.

Los cuatro años en libertad condicional, Guillén deberá cumplirlos consecutivamente, según determinó el juez.

El abogado del dominicano, John Lynch Junior, dijo que Guillén tiene un doctorado de odontología en una universidad de la República Dominicana.

Estaba trabajando en la empresa U-Haul que renta vehículos de mudanzas y remolques en New Bedford.

El abogado dijo que dada la formación académica de su cliente, decidió hacer el acuerdo con la fiscalía, considerando el trato como una oferta razonable.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter