Factores relevantes en complicaciones de fracturas mandibulares

Los traumatismos maxilofaciales han presentado un aumento en los últimos años, describen posiblemente debida al ritmo acelerado que se vive día a día. La mandíbula por ser un hueso sobresaliente dentro de la anatomía facial y por ser punto objetivo de contacto en las agresiones físicas, es el hueso facial con mayor índice de fracturas faciales según describen algunos autores en la literatura. Entre las causas más comunes de traumatismos maxilofaciales están las agresiones físicas, los accidentes de tráfico (automovilísticos, motociclísticos, ciclísticos y atropellamientos) lesiones por proyectil de arma de fuego, accidentes deportivos y caídas, entre otras; siendo que cada situación esta relacionada a los diversos factores sociales, culturales y ambientales de cada región especifica, por lo que la etiología puede diferir según las costumbres de cada región.




En los principios básicos en el tratamiento de fracturas mandibulares se incluyen: la reducción de los fragmentos de la fractura, la restauración de la oclusión dental, la fijación de los segmentos y el control de infecciones y/o complicaciones pos-operatorias.



Tráfico Semanal