Resistencia de dientes restaurados con postes prefabricados ante cargas de máxima intercuspidación, masticación y bruxismo

La rehabilitación de dientes severamente deteriorados ha sido una de las principales preocupaciones de los odontólogos a través del tiempo; los dientes con gran pérdida de estructura dental necesitan tratarse endodónticamente y requieren de un perno que sustituya la estructura perdida, para poder ser restaurados con una corona. Al realizar estos procedimientos, se debe conservar la mayor cantidad de estructura remanente. Las fallas por fatiga en dientes no vitales restaurados con postes y coronas, son un factor crítico en la rehabilitación oral y depende de la cantidad de estructura dentaria remanente y del tipo de poste utilizado. Esta fatiga ocurre en el punto más débil de la restauración o donde haya mayor concentración de esfuerzos. Una consecuencia de esta pérdida tisular es la alteración de la capacidad del diente para resistir las fuerzas generadas durante la función. Esto puede aumentar la posibilidad de fracturas en dientes restaurados con endodoncia y creó la necesidad de nuevos materiales. Algunos autores6 sugieren que la necesidad de utilizar postes, depende de la cantidad de tejido remanente para la retención de la corona.




Los pernos son elementos que, tienen componente radicular y coronal y reemplazan la estructura coronal perdida y dan retención y resistencia a la corona final. Durante la preparación para el perno, es fundamental preservar el máximo de estructura dental pero aún existe controversia en la asociación entre estructura remanente y resistencia ante las fuerzas. Ha sido reportado que los pernos no refuerzan el diente, pero sí existe un efecto de férula de 2 mm, no lo debilita. Adicionalmente, en un estudio in vitro10, se encontró que se requiere un mínimo de efecto férula de 1,0 mm.



Tráfico Semanal