Cirugía de la maloclusión clase III: ¿cuándo hacer sólo cirugía mandibular?

La corrección quirúrgica del prognatismo ha consistido tradicionalmente en la reposición posterior del cuerpo mandibular con osteotomías de la rama. Este abordaje está basado en estudios cefalométricos y ha producido resultados oclusales y funcionales predecibles y favorables. Con frecuencia este abordaje de la maloclusión y disarmonía esquelética se solucionaba a expensas de la estética facial, resultando en pérdida de proyección del esqueleto maxilofacial y pérdida de soporte de los tejidos blandos faciales. La pérdida de soporte y volumen esquelético resultan en aumento de la laxitud, profundización de las arrugas, tendencia a un ángulo cervicomandibular más obtuso y aumento de la papada.





El avance maxilar establece una oclusión normal produciendo expansión esquelética y extendiendo el envoltorio. sin embargo, en este caso y contrariamente a la filosofía de tratamiento que impera actualmente, se decidió cirugía mandibular únicamente, basada en el análisis fácil.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter