Condenan a una clínica dental a pagar 82.863 euros a un hombre por un "deficiente" tratamiento

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Málaga ha estimado parcialmente la demanda interpuesta por el abogado Francisco Damián Vázquez Jiménez, perteneciente a los servicios jurídicos de la Asociación de 'El Defensor del Paciente' en Málaga, en representación de un hombre, y ha condenado a una clínica dental y a su aseguradora al pago de 82.863 euros por un tratamiento "deficiente". Según han indicado desde dicho colectivo en un comunicado, la condena se produce "tras haberse reconocido la negligencia médica y calvario pasado por este paciente en una clínica odontológica durante varios años".



Han explicado que el paciente acudió por primera vez en su sede de Alhaurín de la Torre (Málaga) en diciembre de 2008 para una rehabilitación integral de sus piezas dentales, consistente en la colocación de seis fundas de porcelana y dos puentes fijos en maxilar superior; así como dos implantes con corona y un puente en maxilar inferior, además de varios empastes y una reconstrucción, para cuyo pago incluso le buscaron financiación en la clínica.

La odontóloga que le asignaron le realizó varias endodoncias y empastes, "cada uno de los cuales deriva en una infección tras otra, debiendo tomar antibióticos y antiinflamatorios durante varias semanas", según han informado desde El Defensor, indicando que en marzo de 2009 se le asignó un nuevo dentista, que quitó los dientes provisionales y volvió a tallar los de la parte superior, "siendo tal el dolor sufrido por el paciente que ese mismo día tiene que acudir de nuevo a la clínica".

Pasadas dos semanas, le colocan los puentes y coronas definitivos, "de forma tal que se impide el encaje y cierre de la boca, procediendo a limar la porcelana e, incluso, sus propios dientes de la parte inferior". Se le asigna un nuevo odontólogo en la misma clínica, el cual, tras realizar radiografía y exploración bucal, "le comenta al paciente que todo ello es el resultado de un trabajo mal hecho", han apuntado.

Tras una segunda cita, le comunican nuevamente que dicho doctor ha dejado de trabajar en la clínica y que le van a asignar a otro dentista. En julio de 2009 acude para ser tratado por el nuevo, quien tras realizarle una exploración le informa de que "todas las endodoncias estaban mal hechas, comenzando por cuarta vez con la repetición de las endodoncias, empastes y tallado". Ante el mal resultado, incluso, "presenta una hoja de reclamación a la Junta de Andalucía".

A consecuencia de todo el proceso, "el afectado ha sufrido un trastorno ansioso-depresivo reactivo, que ha necesitado tratamiento psiquiátrico y graves daños en toda su boca y dentadura, que han afectado notablemente su vida diaria", han asegurado desde El Defensor del Paciente.

El letrado de la asociación, Francisco Damián Vázquez, se ha mostrado satisfecho por la sentencia dictada, "que reconoce la mayor parte de las cantidades reclamadas con base en una pericial judicial realizada". Además, ha destacado que se haya reconocido por el juzgado "la negligencia médica odontológica que ha sufrido este malagueño y esta cantidad en concepto de indemnización por los perjuicios sufridos".



Tráfico Semanal