Quimioprevención de condiciones potencialmente malignas y cáncer bucal

El término quimioprevención fue descrito por Michael Sporn en 1978 para definir la inhibición o inversión de la carcinogénesis por el uso de nutrientes no cito tóxicos o de fármacos que protegen contra el desarrollo y progresión de clones mutantes de células malignas. La quimioprevención involucra la utilización de agentes químicos naturales o sintéticos para corregir, suprimir o impedir el proceso carcinogénico, evitando así el desarrollo de una neoplasia maligna invasora. Se basa en el uso de Fármacos como por ejemplo Tamoxifenol (Modulador de receptores de estrógeno), Raloxifeno sobre todo para la quimioprevención de cáncer de mama y en el uso de dieta y vitaminas antioxidantes que es hacia dónde va dirigida esta revisión bibliográfica. El uso de vitaminas antioxidantes y dieta para ser utilizados como quimiopreventivos tiene como base fundamental eliminar el estrés oxidativo, es decir eliminar radicales libres para evitar daño o muerte celular. Basándose en el hecho que nuestro cuerpo utiliza aproximadamente 90 % de oxígeno para producir energía en ese proceso una parte se trasforma en agua, un elemento inerte que no ocasiona daño al organismo.




Pero hay una porción inestable de oxígeno que no pasa por una vía metabólica normal, sino que va adquiriendo en el camino electrones que se los roba a las membranas de nuestras células. Estos compuestos intermedios se llaman Radicales Libres de Oxígeno. Cuando un radical libre le roba un electrón a las membranas, las desarticula y las rompe, si esto ocurre la célula muere. Existen diferentes tipos de Radicales Libres: Anión Superóxido, Peróxido de Hidrógeno (agua oxigenada), Anión Hidroxilo o Radical Hidrófilo y defensas ante estos radicales que se denominan enzimas neutralizantes que son sintetizadas por las células de nuestro organismo(Superóxido Dismutasa, Catalasa, Glutation Peroxidasa).



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter