Abordaje Quirúrgico de un Canino Maxilar Impactado en Posición Vestibular para Tracción Ortodóncica

El diagnóstico precoz, la intercepción oportuna y un tratamiento multidisciplinario apropiado hacen posible que un canino maxilar impactado pueda ser reposicionado en el lugar que le corresponde dentro del arco dentario, de ahí la importancia que los clínicos le han dado a este tema, debido a que es el diente con mayor frecuencia de impactación seguido por los terceros molares (Bishara, 1992; Ngan et al., 2005). Otros autores lo reportan en segundo lugar después del tercer molar mandibular (Mcsherry, 1998), de los cuales dos tercios se presentan en posición palatina y un tercio en la zona vestibular (Ericson & Kurol, 1988). El 8% de todos los pacientes que padecen impactación de caninos maxilares es de tipo bilateral (Bishara).




Mucho tiempo se especuló que los caninos maxilares tenían un trayecto más tortuoso que cualquier otro diente para su erupción y que esta situación estaba relacionada con tres factores: el tiempo requerido para su desarrollo, la posición cambiante durante su desarrollo y la distancia que recorre en su vía de erupción.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter