Control mecánico - químico de la placa supragingival con diferentes concentraciones de clorhexidina

La clorhexidina es una sustancia antibacteriana del grupo de las biguanidinas, con propiedades catiónicas, siendo utilizada, en principio, durante los años de 1959 a 1964 en la asepsia de campos operatorios y desinfección de canales radiculares. A partir de 1966, surgieron algunos relatos sobre la inhibición del desarrollo de depósitos en dientes, cuando, en 1970, Löe y Schiott, presentaron a la comunidad científica la primera investigación, donde la clorhexidina a 0,02% en solución acuosa, utilizada dos veces al día en forma de enjuague bucal, inhibió la completa formación de la placa bacteriana (placa dental), y la prevención de gingivitis.




Esta sustancia se encuentra disponible en diferentes presentaciones comerciales y con diversas formas de aplicación, tales como: colutorio, gel, en las fórmulas de los dentífricos, en los dispositivos de liberación lenta, en determinados tipos de barnices, y además, embebida en el hilo dental. En las diversas investigaciones se pueden constatar comparaciones entre las diferentes concentraciones (0,12%, 0,02%, 0,20% 0,25%, 1%, 2%), con resultados variables, como resultado de las metodologías aplicadas. Sin embargo, el consenso mayor para su uso con resultados más efectivos, es para la concentración de 0,12%, pH de 5,5, en forma de enjuage bucal, con 10ml de la solución dos veces al día, 30 minutos después de realizar el cepillado denta.



Tráfico Semanal