Fractura de cavidad glenoidea: reporte de un caso

Las fracturas mandibulares son entidades cada vez más frecuentes en las salas de urgencia. La localización anatómica de una fractura depende en gran medida de la fuerza y de la dirección del agente nocivo. Las fuerzas aplicadas en la mandíbula que siguen un curso latero medial, pueden dar como resultado una fractura en el sitio de impacto, y otra fractura en el lado opuesto. A pesar de los estudios realizados hasta la fecha, no se ha podido explicar la manera en que la fuerza de un traumatismo se dirija hacia la apófisis coronoides o a la cavidad glenoidea.




Las lesiones de la cavidad glenoidea están relacionadas con fracturas condilares, y ambas pueden considerarse como patología traumática de la articulación temporomandibular (ATM). Los pacientes con traumatismos de la ATM, siendo susceptibles a desarrollar secuelas como: anquilosis, dolor crónico y disfunción articular.



Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter