Reo escapa de una cárcel en Suecia para ir al dentista

En la "cárcel abierta" del municipio sueco de Vanersborgs, un prisionero pidió atención dental luego de sentir un fuerte dolor de muelas, pero como no lo atendían, el hombre decidió escapar de la penitenciaria para acudir al dentista más cercano pues ya no aguantaba. "Tenía toda la cara inflamada y ya no podía aguantar más. Cuando empezó a dolerme la muela avisé al personal de que necesitaba atención médica, pero los días pasaron y no me dieron ninguna respuesta. Los gastos del tratamiento voy a pagarlos", relata el sujeto de 51 años de edad.





La prisión de Ostragard es "abierta" por lo que no hay mucho problema para entrar o salir; aunque los servicios de seguridad detectaron la salida sin permiso del reo, el hombre pudo "escapar" sin mayor dificultad.

Con la cara hinchada y el terrible dolor, el hombre corrió a Vanersborgs y se metió al primer consultorio dental que encontró. El dentista sacó la pieza dental afectada y bajó la inflamación en el rostro del presidiario.

Ya aliviado, el sujeto se entregó a la Policía, quienes lo regresaron a la cárcel de Ostragard, donde como castigo recibió una prolongación de su condena.

Fuente: sdpnoticias.com 


Tráfico Semanal

ANF

Get our newsletter