PDF: Incisivo central permanente avulsionado. Conducta y caso clínico

Una de las situaciones más dramáticas y urgentes que se nos puede presentar en la práctica diaria de nuestra profesión es la avulsión traumática de un diente, ya que de la precisión y rapidez con que se actúe, dependerá su mantenimiento a largo plazo en boca.

avulsion-dental


Son de suma importancia el espacio de tiempo que permanece ese diente fuera de su alvéolo antes de su reimplante, su mantenimiento en medio húmedo y el enorme impacto psicológico que provoca en el paciente y en el entorno familiar.

► Leer también: PDF: Fracturas Coronarias de Dientes permanentes y alternativas de tratamiento

Este trabajo pretende mostrar -paso a paso- mediante una amplia iconografía, la solución dada a un caso de avulsión dental y refrescar las pautas de actuación que permitan manejar con éxito estas situaciones clínicas. 


Cuando nos comunican telefónicamente que un niño ha perdido un diente por una caída en el «recreo» del colegio y que lo envían a la consulta, lo primero que tenemos que indagar es si ha sido hallado ese diente, si tiene su raíz íntegra y si en ésta se encuentra adherida sangre coagulada con suciedad (polvo, tierra, etc, ) porque de ser así, tiene que ser lavada bajo un chorro de agua corriente, y no sumergirla en alcohol u otros productos no fisiológicos, sujetando el diente por la corona y, sin que la raíz sea manipulada, cepillada o frotada por medio alguno.

Sólo así se preservan íntegras las fibras y células del ligamento periodontal, tan necesarias para el éxito del tratamiento. Sin pérdida de tiempo, el diente tiene que ser reubicado en su alvéolo sin más presión que la ejercida con los dedos antes de ser enviado a la consulta.

Tráfico Semanal