PDF: Erupción pasiva alterada. Repercusiones en la estética dentofacial

La morfología de los dientes, su posición relativa, inclinación, grado de torsión y tamaño definen los parámetros de la estética dental, pero cuando se valora la estética de la sonrisa del paciente tiene especial importancia el aspecto de la encía.

erupcion-pasiva


Clásicamente se ha admitido que la sonrisa ideal implica enseñar 1-2 mm de encía en el sector anterosuperior, tendiendo a ser mayor en los jóvenes y menor en los mayores. 

Leer también: PDF: Rehabilitación protésica con sobredentadura en una longeva

Sin embargo, en los últimos años las tendencias marcadas por las modelos publicitarias consideran como más atractivas las sonrisas en las que se enseña mayor cantidad de encía.

Este factor implica que para conseguir una estética ideal no es suficiente que los dientes tengan un color, forma y posición adecuados, sino que además el margen gingival tendrá que estar en armonía con estas estructuras.

Son numerosas las situaciones en las que la alteración de las características normales de la encía pueden inducir un trastorno importante en la estética dentofacial. Entre ellos podemos destacar los procesos infeccioso-inflamatorios, los agrandamientos gingivales, las alteraciones del color gingival y las recesiones gingivales.

Es normal que los niños tengan coronas clínicas cortas ya que el proceso de erupción dentaria no se ha completado. Sin embargo, cuando este proceso cursa de forma excesivamente lenta o queda detenido, aparece un cuadro clínico denominado alteración de la erupción pasiva que podría llegar a afectar a la salud periodontal. Frecuentemente se asocia a sonrisa gingival haciendo que muchos pacientes no se encuentren cómodos al sonreír.

Tráfico Semanal