PDF: Consideraciones restauradoras y periodontales de molares tratados con resección radicular

La restauración de molares sometidos a resección radicular debe realizarse cuidadosa y apropiadamente.

reseccion-radicular


Los problemas que pueden aparecer cuando la terapia restauradora no es llevada a cabo adecuadamente incluyen problemas de retención, excesiva debilidad de la estructura radicular e incompleto sellado marginal. 

La cirugía preprotésica es una fase importante de este proceso y aun cuando la reparación tisular ocurre 6 u 8 semanas después del corte, se pueden evaluar diferentes tipos de restauraciones de acuerdo al entorno periodontal, sin embargo, su pronóstico a largo plazo es incierto. Los estudios clínicos indican que los principales fracasos son de origen periodontal, endodóntico y biomecánico.

La morfología de las furcas hace que su tratamiento efectivo se convierta en un reto importante para la terapia periodontal, y como consecuencia, se han propuesto tratamientos específicos para enfrentar tal desafío.

La selección del tratamiento apropiado para una situación particular depende de diferentes factores que deben ser cuidadosamente evaluados antes de iniciarlo: grado de compromiso de la bifurcación, proporción corona raíz, longitud de las raíces, morfología radicular, valor estratégico del diente, movilidad dentaria residual, requerimientos protésicos, condición periodontal de los dientes adyacentes, habilidad para mantener una adecuada higiene bucal. 

Una de las posibilidades terapéuticas es la resección radicular (RR), definida por la Academia Americana de Periodoncia como la remoción quirúrgica de una o más raíces de un diente multirradicular incluyendo o no su área coronal correspondiente.


Artículos Relacionados

Tráfico Semanal