PDF: REGENERACIÓN ÓSEA GUIADA: Nuevos avances en la terapéutica de los defectos óseos

La extracción de los dientes provoca una pérdida de hueso alveolar del 40 al 60 % en los dos a tres primeros años de realizada, y continua a través de la vida, sin tener en cuenta sexo, edad ni condición social. 

regeneracion-osea-guiada


Esta atrofia ósea que se experimenta posterior a la pérdida de órganos dentarios es uno de los aspectos más preocupantes de la cavidad oral, además de la recuperación del contorno, altura y forma ósea después de la eliminación de procesos destructivos que afectan los huesos maxilares.

Un reborde alveolar adecuado es fundamental para el éxito de la rehabilitación funcional de las arcadas dentarias, por lo que en pacientes con atrofia alveolar se requiere alguna técnica de aumento óseo previa a la rehabilitación protésica convencional o implante soportado. Para reconstruir estéticamente los defectos de los tejidos duros y blandos existen varias técnicas que pueden incrementar los rebordes; entre ellas se encuentran los injertos libres de encía, los injertos de tejido conectivo subepitelial, la distracción osteogénica y el uso de técnicas de regeneración ósea guiada (ROG) con membranas de barrera.


El hueso sano conserva siempre su capacidad de regeneración; sin embargo, existen pérdidas por procesos traumáticos o infecciosos que requieren tratamientos de regeneración. La ROG es utilizada hoy en día de manera exitosa para tratar diversos tipos de defectos óseos utilizando membranas con funciones de barrera. Se considera una técnica de estimulación para la formación de hueso nuevo en donde las membranas favorecen la formación y preservación del coágulo para evitar la infiltración, en la zona de reparación, de componentes celulares (células epiteliales y conjuntivas) distinto a células osteopromotoras, lo que permite la diferenciación del coágulo en tejido óseo y, de esta manera, contar con cantidad y calidad adecuada de hueso, con estabilidad suficiente para la rehabilitación protésica convencional o con implantes dentales oseointegrados.

Diversos materiales de injerto son usados para la ROG. Estos pueden ser: autoinjertos o autólogos, isoinjertos, xenoinjertos o heteroinjertos, aloinjertos u homoinjertos y, por último, injertos aloplásticos; estas son sustancias sintéticas utilizadas como sustitutos óseos, dentro de los que se citan: b-fosfato tricálcico (b-FTC), sulfato de calcio, cerámicos vítreos bioactivos y polímeros. El presente artículo describe la utilización clínica de injerto aloplástico de b-FTC como material de relleno para la regeneración de defectos óseos alveolares asociado al uso de membrana reabsorbible de colágeno.




Artículos Relacionados

Tráfico Semanal