NANOTECNOLOGÍA para la Rehabilitación Oral

Aunque los nervios quizá te impidan fijarte, la consulta de tu dentista es un pequeño laboratorio que dispone de algunas de las tecnologías más avanzadas del momento.

nanotecnologia-resinas


Los materiales con los que se empastan tus muelas, por ejemplo, son sofisticadas resinas que responden a la luz ultravioleta o metales que tienen memoria de forma. Pero el mundo de la odontología tiene una asignatura pendiente: aún no han empezado a utilizarse de forma habitual los materiales basados en nanopartículas que ya se emplean en otras áreas de la medicina o de la industria.


En un trabajo publicado en la revista Trends in Biotechnology, el brasileño Nelson Durán y su equipo se plantean cuál es el futuro de la 'nanodontología' y anticipan que en breve veremos las primeras aplicaciones de estos sistemas en la consulta. Hasta ahora, relatan, el coste y la seguridad han sido las dos principales barreras de entrada de lo 'nano' en el mercado odontológico.

Algunas partículas podrían ser tóxicas para los pacientes y se necesitan estudios clínicos para garantizar su seguridad, mientras que otros sistemas tienen un coste tan alto que pocas compañías de seguros están dispuestas a incluirlos en sus catálogos.

"La nanotecnología se afronta a veces como el paradigma de lo que resulta muy prometedor pero tiene poco desarrollo", asegura Durán. "La evolución de los materiales dentales, sin embargo, es real y destacable, además de afectar a un mercado millonario. En este sentido, la odontología es de hecho una de las áreas más beneficiadas por el desarrollo de la nanotecnología".

Dentro de muy pocos años, por ejemplo, los empastes podrán ser tratados por una mezcla de nanopartículas que incluyan silicio y circonio y que se parecen más al diente que las alternativas metálicas hasta ahora. Además, estos materiales serán más duraderos y será mucho más difícil que se fracturen.

Los nanomateriales no solo permitirán solucionar problemas bucales, sino que podrán prevenir la aparición de otros, como las infecciones bacterianas. Los autores enumeran algunos posibles desarrollos de esta tecnología, como adhesivos antimicrobianos hechos de nanotubos de carbono que crearían una especie de pasta dental permanente, o materiales que se iluminen cuando aparezca un foco infeccioso o incluso un tumor.

"Una posibilidad de futuro", asegura Amauri Jardim, coautor del estudio, es que las nanopartículas incorporadas en los materiales dentales prevengan y/o controlen las enfermedades bucodentales gracias a su administración y acción a largo plazo". En otras palabras, será como llevar un ejército de nanodentistas que actúen dentro de nuestra boca a lo largo de meses o años.




Tráfico Semanal