IMPLANTOLOGÍA: La importancia de la estética en los implantes dentales

Los implantes dentales son complementos, que actúan como raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa. Son aditamentos capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana y totalmente natural con el resto de los tejidos de la boca.

implantes-dentales


Conseguir una rápida y eficaz osteointegración (conexión directa estructural y funcional entre el hueso vivo y la superficie de un implante sometido a carga funcional) es un factor determinante del éxito del tratamiento con implantes dentales, un éxito que también depende en gran parte de la capacidad previa para predecir el resultado funcional y estético que se alcanzará. Además, el éxito de las rehabilitaciones implantosoportadas ha implicado que en los últimos años se tengan en cuenta con mayor frecuencia parámetros estéticos.

En este sentido, el profesor Mariano Sanz, catedrático de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid y expresidente de SEPA, pondrá de relieve la importancia de los tejidos blandos en la salud y la estética periimplantaria. A su juicio, «los tejidos blandos periimplantarios son claves para mantener la osteointegración y los niveles de hueso adecuados, proporcionando al paciente los resultados estéticos deseados».


Cavidad bucal

Por tanto, es de vital importancia conocer la estructura y fisiología de estos tejidos blandos tanto en la salud y cómo cuando son desafiados por la agresión bacteriana de la cavidad bucal y cuales son sus patrones de cicatrización cuando son sometidos a diferentes procedimientos quirúrgicos. En su conferencia, Sanz incidirá en los factores que pueden intervenir en la cantidad, las dimensiones y calidad de los tejidos blandos periimplantarios, como la influencia del protocolo quirúrgico, el diseño del implante o la salud de los tejidos; además, actualizará las novedades en técnicas quirúrgicas para mejorar los tejidos blandos periimplantarios.

Actualmente, la mayor parte de los implantes dentales están fabricados preferentemente de titanio y actúan como sustitutos de las raíces dentales. Tras su colocación sirven, una vez osteointegrados, para dar soporte a los nuevos dientes artificiales que irán unidos a ellos. Sin embargo, como expondrá Mario Roccuzzo, profesor de Periodoncia en la Universidad de Siena (Italia), «los pacientes demandan mejoras constantes, tanto a nivel funcional como estético».

Uno de los mayores desafíos en este ámbito es conseguir una integración del tejido blando ideal, que imite un contorno gingival perfecto. Esto es particularmente difícil en determinadas situaciones clínicas (debido a un traumatismo, atrofia, enfermedad periodontal y/o infección). En estos casos más complejos, un diagnóstico exhaustivo y una cuidadosa selección de la técnica puede asegurar, en la mayoría de los casos, buenos resultados estéticos.

Como destaca Roccuzzo, «la existencia de nuevos tipos de implantes, como el PURE Implante Straumann® de cerámica, permite reducir el riesgo de complicaciones, sobre todo cuando los implantes tienen que ser colocados en situaciones de alto riesgo«»; además, añade este experto, «este tipo de implante posee un color natural de marfil que le permite asemejarse al diente original y ayuda al clínico en casos de un biotipo gingival fino o una recesión del tejido blando».

Y es que, como pondrá de manifiesto en su conferencia Juan Blanco, Máster en Periodoncia (UCM) y expresidente de SEPA, solucionar las complicaciones estéticas en el tratamiento de implantes es uno de los retos más importantes. El resultado estético de un tratamiento con implantes depende, en gran medida, de los tejidos blandos periimplante y de su relación con la restauración, no solo de forma inmediata sino a largo plazo.

Fuente: abc.es

Tráfico Semanal