PDF: Superficie del Implante Dental como indicador de riesgo en enfermedades periimplantares

Las enfermedades periimplantares (EPI) son lesiones inflamatorias que se producen en los tejidos alrededor de los implantes.

superficie-implante-dental


Diferentes hallazgos clínicos han descrito la importancia de los microorganismos en el desarrollo de estas enfermedades. Los indicadores de riesgo para las EPI incluyen periodontitis, diabetes, factores genéticos, hábito de fumar, consumo de alcohol, higiene oral, ausencia de encía queratinizada y superficie del implante. Se ha demostrado que las características de la superficie del implante pueden influir en la tasa y grado de contacto hueso-implante, especialmente aquellos con superficies rugosas que favorecen una mayor integración ósea cuando se comparan con implantes de superficie lisa.

Leer también: Mantenimiento de la higiene del implante ¿De qué manera?

Sin embargo, algunos investigadores han demostrado que pilares de implantes con superficies rugosas tienden a acumular más placa que los de superficie lisa. Bajo este contexto, diferentes superficies de implantes pueden influir sobre la microflora periimplantar y posiblemente sobre el proceso inflamatorio alrededor de los implantes. No obstante, el efecto de la superficie del implante y su diseño, sobre la inflamación de los tejidos alrededor del implante es controvertido.

Introducción
Las lesiones inflamatorias que se desarrollan en los tejidos alrededor de implantes se conocen como enfermedades periimplantares (EPI). Las EPI incluyen dos entidades: mucositis periimplantar (MPI) y periimplantitis (PI). La MPI describe la presencia de inflamación en la mucosa de un implante sin signos de pérdida de soporte óseo. Además de la inflamación de la mucosa, la PI se caracteriza por pérdida ósea. La MPI ocurre en aproximadamente el 80% de los sujetos y en el 50% de los implantes, mientras que la PI sucede entre el 28% y 56% de los pacientes y entre el 12% y 43% de los implantes.

Lindhe y cols., demostraron que los tejidos periimplantares y la encía asociada al diente presentan infiltrados inflamatorios de composición similar. La acumulación de bacterias sobre los implantes inician una respuesta inmune en la mucosa periimplantar caracterizada por el establecimiento de una lesión inflamatoria rica en leucocitos y estructuras vasculares. Los indicadores de riesgo para EPI incluye periodontitis, diabetes, factores genéticos, hábito de fumar, consumo de alcohol, mala higiene oral, ausencia de encía queratinizada y superficie del implante.


Artículos Relacionados

Tráfico Semanal