SOBREDENTADURA: Modificada para paciente con secuelas quirúrgicas de labio y paladar hendidos


El labio y el paladar hendidos son malformaciones craneofaciales congénitas causadas por la falta de unión entre los procesos faciales embrionarios que dan origen a estas estructuras.



El labio y el paladar se forman durante el desarrollo embrionario de la sexta a la novena semana de vida intrauterina. El paladar primario se desarrolla a partir de la prolongación palatina medial y da origen a la premaxila. 

El paladar secundario se desarrolla a partir de las prolongaciones palatinas laterales del proceso frontonasal que se fusiona al tabique nasal. 

► Leer también: Paladar Hendido, Tratamiento quirúrgico, Injerto óseo combinado con plasma rico en plaquetas

Las malformaciones por labio y paladar hendidos afectan los mecanismos respiratorios, los deglutorios, los de articulación, los del lenguaje, los de la audición y la voz en los pacientes que la padecen. 


En estos pacientes suelen existir secuelas que comunican la cavidad oral con la nasal dando como resultado deformidades faciales. Para rehabilitar a estos pacientes existen dos tipos de tratamientos: los quirúrgicos y los protésicos.

El tratamiento de primera elección es el quirúrgico, que consiste en varias intervenciones con resultados finales a largo plazo.