PDF: Mantenimiento e higiene del Implante Dental - Roles del Odontólogo y el Paciente


Uno de los factores clave para el éxito a largo plazo de los implantes dentales es el mantenimiento de los tejidos sanos a su alrededor, para evitar que el biofilm oral patogénico pueda afectarlos y que se produzca una inflamación.


Para ello es importante poner en práctica un régimen preventivo eficaz. La prevención puede incluir técnicas de limpieza diaria de los implantes realizada por los pacientes y de limpieza regular realizada en la consulta odontológica.

Nuestras Redes Sociales
► Facebook
► Youtube
► Twitter
► Instagram
► Telegram


La reacción inflamatoria reversible en los tejidos blandos que rodean a un implante funcional sin afectación del hueso de soporte del diente se conoce como mucositis periimplantaria. 

Si ésta avanza, estaremos frente a una periimplantitis, definida como una reacción inflamatoria de los tejidos blandos y duros que rodean un implante funcional, lo que implica una reabsorción ósea que podría llegar a producir la pérdida del implante.


Rol del Odontólogo

Se debe acudir cada tres o cuatro meses a una revisión durante el primer año. Después de este año, la frecuencia dependerá de las necesidades del paciente, pero no tendría que pasar de 6 meses. 

En esta cita con el odontólogo y el higienista se eliminará el biofilm oral acumulado, se pulirá la superficie protésica y se revisarán los tejidos alrededor de los implantes y el estado y funcionamiento de la prótesis.



En estas revisiones es muy importante el papel del odontólogo y del higienista en la promoción de la salud periimplantaria y en la instauración de una técnica adecuada de higiene que sea eficaz para la eliminación del biofilm oral.

Rol del Paciente

La actitud del paciente es fundamental para el control del biofilm mediante los actuales métodos de higiene oral mecánicos y químicos. Hoy en día contamos con cepillos de última generación que penetran en el cuello implante-corona y eliminan el biofilm.


El espacio interproximal se puede limpiar con los cepillos interproximales de forma cilíndrica o cónica, o bien con sedas y cintas dentales. 

Si se utiliza un enhebrador dental es más fácil acceder con las sedas y cintas debajo de las prótesis. También es muy útil en estos pacientes el uso de un irrigador bucal. 

Como complemento a la desestructuración mecánica del biofilm oral se recomienda el enjuague con agentes antimicrobianos que ayudarán a mantener la salud de los tejidos periimplantarios.


El uso de moléculas como el Cloruro de Cetilpiridinio al 0,05%, permite su recomendación de uso diario para combatir la agresión latente de los biofilms, puesto que se ha demostrado que el Cloruro de Cetilpiridinio al 0,05% tiene efecto antiplaca. Por lo que podría considerarse su uso diario para asegurar el éxito en el mantenimiento de implantes a largo plazo. 

El uso de coadyuvantes como la Clorhexidina al 0,12%, es eficaz en el control y reducción del biofilm oral causante de la mucositis periimplantaria y periimplantitis. 





Dentística