PDF: Rehabilitación inmediata con doble lateralización del nervio dentario inferior. Caso clínico


Durante muchos años, la colocación de implantes en la zona posterior mandibular se ha visto limitada por la inadecuada anchura y altura ósea, siendo la presencia del nervio dentario inferior el principal obstáculo.


En la actualidad, esa limitación se ha podido ver resuelta gracias al desarrollo de técnicas de cirugía implantológica avanzada, entre las cuales se encuentra la lateralización del nervio dentario inferior.



En cuanto a la movilización del nervio dentario inferior ha sido, una técnica quirúrgica que durante muchos años ha encontrado más detractores que seguidores, convirtiéndola en una alternativa poco frecuente debido a su alta complejidad.


Se han descrito diferentes variantes de este procedimiento siendo las más importantes la lateralización y la transposición. 

En la primera se retira el hueso posterior al nervio mentoniano para permitir la movilización del nervio dentario inferior, mientras que en la segunda se libera el nervio del soporte óseo a nivel de su salida del agujero mentoniano y se secciona la rama incisal permitiendo así la movilización de los nervios dentario y mentoniano.


A pesar de que la movilización del nervio dentario, como toda intervención quirúrgica no está exenta de complicaciones, y que exige una elevada capacitación profesional, dicha técnica de cirugía implantológica avanzada, aporta una serie de ventajas frente a otro tipo de procedimientos como los injertos de hueso autólogo, la distracción o la colocación de implantes cortos, ya que permite una mayor longitud del implante lo que aportará una bicorticalización y una mejor estabilidad primaria, eliminará la morbilidad de la zona donante en el caso de injertos, proporcionará una mayor protección del paquete neurovascular dentario durante la colocación del implante y reduce o evita la hospitalización del paciente.


El objetivo del presente trabajo, es exponer un caso clínico en el que se demuestra que la lateralización del nervio dentario inferior supone una clara alternativa en casos de atrofia mandibular, y analizar la supervivencia de estos implantes a los tres años de carga.








Dentística