PDF: Salud bucal en el embarazo, una prioridad - SEPA


Durante el embarazo, la mujer experimenta una serie de cambios fisiológicos en su organismo. En la boca son frecuentes alteraciones como la inflamación de la encía o la aparición de caries. Situaciones ‘normales’ asociadas al embarazo, pero no lo son y se pueden y deben evitar.



A PARTIR DEL SEGUNDO MES de embarazo se segregan una serie de hormonas (estrógenos y progestágenos) que modifican el entorno de la encía, facilitando el aumento de la inflamación con mayor sangrado, enrojecimiento y aumento del grosor de los tejidos que rodean el diente. Esta afectación es denominada gingivitis gestacional y se presenta en dos de cada tres mujeres.


Sin embargo, durante el embarazo este aumento de hormonas no es suficiente para generar por sí solo este cuadro inflamatorio, requiriéndose de una cantidad mínima de biofilm bacteriano de base para poder iniciarlo. 

Por ello, la gingivitis gestacional no presenta realmente diferencias clínicas con las gingivitis inducidas solamente por la presencia de placa bacteriana, a excepción de la propensión a aumentar la inflamación.

Revista divulgativa de la Fundación SEPA de Periodoncia e Implantes Dentales
Época II, Nº 14
1er semestre 2018
Directora: Regina Izquierdo