PDF: Contraindicaciones de la extracción dentaria - Alteraciones locorregionales


Es también muy comprometido el enumerar posibles contraindicaciones de la exodoncia, puesto que pueden ser relativas o absolutas bajo la influencia de múltiples factores.


No obstante es evidente que la extracción dentaria tiene pocas contraindicaciones absolutas cuando es necesaria para el bienestar del paciente, pero en los casos que comentaremos, podría ser juicioso postergarla hasta corregir o modificar distintos trastornos locales o sistémicos.


Mientras tanto se puede mantener sin molestias al paciente con la medicación que sea pertinente: analgésicos, antibióticos, etc. 

En líneas generales, pueden agruparse atendiendo a la existencia de alteraciones locorregionales o a estados patológicos sistémicos. 

Existencia de infección o proceso inflamatorio agudo vinculado al diente a extraer 

En estos casos es difícil dar una norma general, puesto que en estos procesos infecciosos odontogénicos intervienen factores locales (estado del diente, grado de infección, etc.), y factores generales (estado del paciente, existencia de posibles trastornos inmunitarios, etc.); todo ello nos obliga a estudiar cada caso de forma particular para decidir la postura a adoptar. 

Ante la disyuntiva de proceder a la extracción de un diente implicado en un cuadro infeccioso agudo pueden adoptarse posturas extremas o inclinarse por una actitud más flexible.


Tumores malignos bucales 

No se recomienda la extracción de un diente incluido en una neoplasia, puesto que puede alterar la zona del tumor primario, exacerbar su desarrollo, facilitar su diseminación, y además la herida local no curará. 

Se efectuará la exodoncia, si es pertiente, al hacer la exéresis de la tumoración. A efectos prácticos, el riesgo de una hemorragia es realmente muy importante. 

Gíngivo-estomatitis úlcero-necrótica de Vincent 

Esta entidad nosológica representa un mal terreno para cualquier intervención quirúrgica; la virulencia de los microorganismos se exacerba y aparecen lesiones necróticas y propagación de la infección. 

Si no existe una necesidad urgente, debe tratarse la gíngivo-estomatitis antes de la cirugía. Otra infección bucal aguda a tener en cuenta es la gíngivo-estomatitis herpética.


Tratamiento postradioterapia 

Los pacientes que han sido sometidos a tratamientos con radiaciones ionizantes o de altas energías por padecer enfermedades malignas de la región de cabeza y cuello, no son tributarios de ser sometidos a una exodoncia, puesto que ésta puede acarrear con alta probabilidad la aparición de una osteorradionecrosis. Diferiremos la extracción como mínimo 1 año. 



Publicar un comentario

0 Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.


Dentística