PDF: Efectividad de 3 irrigantes en Endodoncia


El objetivo de este estudio es determinar la efectividad de tres irrigantes sobre el número de colonias de E. faecalis en la preparación de conductos radiculares.


En la actualidad, la terapia endodóntica tiene una alta tasa de éxito dado el avance en técnicas de limpieza y desinfección así como en el desarrollo de nuevos instrumentos de níquel titanio.

🔘 Suscríbase a nuestros boletines

🔘 Síganos en nuestras Redes Sociales
► Facebook
► Youtube
► Twitter
► Instagram
► Telegram

Pero la diversidad de microorganismos presentes en los conductos radiculares infectados constituyen aún un problema para el clínico, condicionando a fracasos en algunos tratamientos dada su alta resistencia a través de la formación de biofilms como es el caso del Enterococcus faecalis. 

Las investigaciones microbiológicas de los últimos años demuestran que en fracasos endodónticos hay una mayor prevalencia de E. faecalis por contaminación primaria, organismo que es muy resistente en medios alcalinos.



Dado al uso de instrumentación manual o rotacional, en la actualidad, es necesario el uso de irrigantes para eliminar restos orgánicos.

Se han utilizado diversos agentes en forma líquida y, en ocasiones, en preparaciones viscosas, para ayudar a la preparación del conducto. 

La irrigación es uno de los aspectos más importantes de la preparación de conductos radiculares, ya que permite eliminar (por remoción, disolución, o ambos) virutas de dentina presentes en el interior del conducto o creados como consecuencia de la instrumentación, su fin es reducir la cantidad de bacterias existentes en los conductos radiculares por el acto mecánico del lavado y por la acción antibacteriana de la sustancia y, de este modo, facilitar la acción conformadora de los instrumentos endodónticos.


Alamo-Palomino J, Guardia-Huamaní SA, Mendoza-Lupuche R, Guerra-Barrera LM. Efectividad de tres irrigantes sobre el número de colonias de Enterococcus faecalis en la preparación de conductos radiculares in vitro. KIRU. 2015;12(1):8-12.








Dentística