PDF: Trastornos Dentales inducidos por fármacos


Numerosos fármacos pueden causar trastornos dentales. Algunos manchan los dientes, y otros pueden lesionar su estructura (el esmalte, la dentina o el cemento).


Sin embargo, los trastornos dentales son un efecto adverso raramente notificado en farmacovigilancia, pero algo recurrente en la consulta diaria.

🔘 Suscríbase a nuestros boletines

🔘 Síganos en nuestras Redes Sociales:
► Facebook
► Youtube
► Twitter
► Instagram
► Telegram

Las coloraciones anormales de los dientes (o discromías) pueden ser intrínsecas o extrínsecas y tener causas diferentes, como traumáticas, metabólicas (hiperbilirrubinemia neonatal intensa, porfiria eritropoyética congénita) o alimentarias (Fluorosis por un alto contenido en flúor en el agua o en la sal), y a veces farmacológicas.

Para averiguar la causa pueden ser útiles algunos elementos, como las circunstancias y la edad de aparición, el color, la localización, el aspecto de las coloraciones, la asociación con otras anomalías dentales, o la existencia de signos clínicos o biológicos asociados.



Se llama coloración intrínseca cuando la exposición a un fármaco se produce durante el período de odontogénesis. 

La coloración se produce en el interior del diente y es irreversible. El flúor y las tetraciclinas durante la infancia son algunos ejemplos.